Cólico del lactante en Majadahonda

Durante los primeros meses desde el nacimiento, los bebés pueden sufrir cólicos que aparentemente no tiene un origen claro, y pueden llegar a ser muy desagradables tanto para ellos como para los padres.

Sin embargo, con nuestro tratamiento para el cólico del lactante con fisioterapia en Majadahonda, podemos ayudar a reducirlos en gran medida o incluso ayudar a eliminar los síntoma.


Personal Cualificado

Instalaciones Equipadas

Ayuda Personalizada

Ayuda a tu pequeño a disminuir sus dolores

 

El cólico del lactante es un trastorno muy común en los primeros meses de vida de los bebés, caracterizados por llanto inconsolable, irritabilidad o malestar abdominal, puede suponer un momento muy duro tanto para el hijo como para los padres y las personas que lo rodean.

No existe ningún tipo de tratamiento que pueda eliminarlo por completo, ya que se desconocen sus motivos, pero con nuestro tratamiento para el cólico del lactante con fisioterapia en Majadahonda podemos ayudar a aliviar los síntomas y darle una mayor comodidad al bebé, consiguiendo en algunos casos eliminarlos casi por completo.

Ejercicios individualizados gracias a nuestros especialistas

Acabamos con sus dolencias

Nuestro tratamiento de cólico del lactante con fisioterapia en Majadahonda

Hay casos en los que los cólicos no son excesivamente fuertes, pero si el llanto de tu bebé es persistente y nada puede calmarlo, siempre es buena idea acudir a un profesional que pueda daros asesoramiento sobre cómo ayudar a mejorar la situación.

Nuestro profesionales están especializados en tratar el cólico del lactante con fisioterapia en Majadahonda, y si acudes a nuestra clínica, podremos realizar un reconocimiento de tu pequeño para saber cómo ayudarle a sentirse más cómodo y relajado. Además, aparte de tratarlo en mano de nuestros profesionales, te enseñaremos técnicas que podrás realizar en tu hogar para disminuir esos dolores y conseguir calmarlo poco a poco.

Con técnicas como un masaje abdominal, ejercicios con las piernas de movilidad, técnicas de relajación para bebés, etc., podremos conseguir que los cólicos sean más suaves y que vayan disminuyendo conforme pasa el tiempo. Lo importante es que, si sentís que la situación es demasiado para vosotros solos, acudáis a un profesional que pueda ayudaros.